Llega a las pantallas la película que le arrebató el Oscar a Paco Delgado por el mejor diseño de vestuario. Merecidísimo Oscar para una película que pretende enganchar al espectador con unos impresionantes efectos artísticos y técnicos.

Trailer de la película ‘ANNA KARENINA’

Sinopsis de la película ‘ANNA KARENINA

Cartel Anna Karenina

Cartel Anna Karenina

Anna Karenina (Keira Knightley) lleva la vida que toda mujer de la Rusia imperial de 1874 desearía, e incluso, envidiaría. Casada con un alto funcionario de San Petersburgo, con un hijo, goza de una inmejorable posición social y de todos los lujos y comodidades que su maduro marido Karenin (Jude Law), le puede proporcionar.

Tras la petición del hermano de Anna, Oblonsky (Matthey Macfayden), para que interceda por él para evitar que su mujer Dolly (Kelly Macdonald) pida el divorcio por haber descubierto una más de sus muchas infidelidades, Anna Karenina se presenta en Moscú donde conoce a Vronsky (Aaron Taylor-Johnson), un joven apuesto oficial de caballería con el que tendrá una serie de encuentros públicos en los que quedará constancia de su mutua atracción.

Mientras, el mejor amigo de Oblonsky, Levin (Domhanll Gleeson), un sensible idealista terrateniente intenta cortejar a la jovencísima Kitty (Alicia Vikander), hermana pequeña de Dolly, la cual está perdidamente enamorada del oficial de caballería Vronsky el cual la estaba pretendiendo hasta que conoció a Anna Karenina.

Anna Karenina, vuelve a San Petersburgo intentando seguir con su acomodada vida que le proporciona el amor racional que le procesa su marido Karenin, pero Vronsky la sigue y con él los incontrolables deseos de vivir un amor pasional y libre, aunque ello signifique exponerse como una paria ante la sociedad, empujar a su marido a repudiarla, y perder el contacto con su único hijo.

Crítica de la película ‘ANNA KARENINA

‘Anna Karenina’, sin duda, una película bien hecha, bien dirigida, bien interpretada, con un buen guión, plagada de detalles y una altísima calidad técnica… pero con un gran problema: no consigue llegar al espectador. No al menos a este espectador que le encantan las películas detallistas y que no tolera la expresión “lenta” como sinónimo de película aburrida (hay miles de películas “rapidísimas” y nadie usa la absurda expresión “rápida” para decir que es un rollo).

Los actores de ‘Anna Karenina‘ son y están geniales. Todos, desde la cabeza de cartel con Keira Knightley y Jude Law, hasta aquellos que tienen una mínima intervención en la película, pasando por todos los secundarios y el resto de protagonistas que sin duda, han sido elegidos cuidadosamente para formar parte del reparto. Bien es cierto que cada uno tiene un enorme trabajo previo que respalda su interpretación, pero, me imagino que debido al guión, cada actor queda aislado en su propia historia sin conseguir que cada trama se funda en una historia única.

Escena de baile en Anna Karenina

Escena de baile en Anna Karenina

Ni siquiera el increíble artificio montado para contener las escenas de ‘Anna Karenina‘ la salva de que vayamos perdiendo interés en la película. Ciertamente son impresionantes y muy imaginativos los cambios de escena, los decorados, las transiciones, las localizaciones… Es verdad que no podemos más que admirar la maestría con la que usan el espacio principal, el patio de butacas de un teatro, para transformarlo en una enorme oficina llena de mecanógrafos, o un salón de baile de un palacio, el compartimento de un tren, un hipódromo… Ver como en un instante y ante nuestros propios ojos, se pasa del más absoluto lujo Imperial, a las callejuelas de los suburbios con sólo pasar entre bambalinas y subir las escaleras que llevan a las pasarelas que están sobre el escenario.

El efecto es mágico. Se abren puertas y cruzamos paisajes nevados, entramos en laberintos. Las escenas en la pista de hielo, el inmenso salón de baile, la ópera, la velada de la alta sociedad y las carreras de caballos transcurren en el interior del teatro. Todo nace de la imaginación de Joe. Siempre le ha interesado cruzar la línea que separa el teatro del cine y busca nuevas formas de explorar ambos medios visusalmente. Estéticamente hablando Anna Karenina es un salto hacia adelante para él. Paul Webster, productor.

El baile de la aristocracia está tratado hasta el mínimo detalle y los actores y bailarines que participan en él están totalmente entregados. Supongo que alguno se preguntará que hago hablando de un baile de la película. Pues bien, lo hago por dos motivos. Uno: para destacar lo difícil que es interpretar un personaje mientras tienes que llevar un compás, unos tiempos, y seguir una compleja coreografía la cual tiene que dar la sensación que la llevas haciendo desde que tenías tres años. Y el otro: porque es una de las mejores muestras que hay en la película para ejemplificar el enorme ejercicio estético que el director Joe Wright ha querido ensayar con ‘Anna Karenina’.

Alicia Vikander interpreta a Kitty

Alicia Vikander interpreta a Kitty

Y así podría seguir describiendo cada escena, alabando la complejidad técnica y la fantástica integración de los actores entre la maquinaria y el ejercicio artístico-plástico que se ha empeñado en hacer el director Joe Wright, para aportar algo nuevo a la conocidísima historia de León Tolstoy.

Conclusión de la crítica ‘ANNA KARENINA

En mi opinión el guión de Tom Stoppard deja pasar la oportunidad de convertir en fascinantes personajes tan notables como los que interpretan Jude Law (Karenin) o Matthew Macfadyen (Oblonsky) para equilibrar la película y echar todo el peso en el sentimiento del amor irracional.

Y la verdad, estoy de acuerdo con casi todo lo que dice el productor Paul Webster; ‘Anna Karenina’ tiene un efecto mágico, sin duda. El problema es que ese efecto no es suficiente para mantener al espectador enganchado a la historia. Hay muchas escenas que pienso deberían resolverse mucho antes para evitar que el espectador acabe aburrido admirando la composición de la imagen.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.