La Feria de la Moda Vintage llegaba a la capital el pasado fin de semana con su segunda edición. Ropa y accesorios cargados de historia llenaban la madrileña estación de Chamartín, toma buena nota y disfruta de las propuestas más vintage.

II FERIA DE LA MODA VINTAGE:
Hablamos con nuestras amigas de Circa Antiqua

Feria de moda vintage

Feria de la Moda Vintage (Circa Antiqua)

Ropa y accesorios de otro tiempo para vestir vuestro armario con un toque de historia. Esto y mucho más es lo que hemos podido encontrar en la II Feria de la Moda Vintage celebrada en la madrileña estación de Chamartín los pasados uno a cuatro de noviembre. Nuevo fin de semana vintage en la capital que recoge el testigo de ‘I love retro’, la feria de decoración que tuvo lugar el pasado mes de octubre.

Setenta y cinco expositores ocupaban los dos mil metros cuadrados de las naves de Chamartín con moda y complementos (bolsos, zapatos, pañuelos de Hermés o YSL), testigos supervivientes al paso del tiempo y a las tendencias de la moda, procedentes de los años cuarenta y hasta los setenta/principios de los ochenta.

Compra, venta, intercambio de ropa y asesoramiento de estilistas profesionales, son algunas de las actividades que han complementado las cuatro jornadas de la II Feria de la Moda Vintage Madrid 2012. Un evento además, con carácter solidario ya que parte de la recaudación de la entrada ha sido destinada a financiar un proyecto de investigación del cáncer de mama de la Asociación Española Contra el Cáncer, y Durán Arte subastó una seria de piezas con fines benéficos también a favor de la AECC.

La exposición ‘Pedro Rodríguez. El diseñador que amaba a las mujeres’ fue otro de los actos programados en esta edición de la Feria de la Moda Vintage. Siete piezas cedidas por compradoras pertenecientes a la realeza europea dieron cuerpo a una pequeña muestra de la obra de este diseñador valenciano, contemporáneo de Balenciaga, y verdadero precursor de la alta Costura en nuestro país. Con una clientela mayoritariamente europea y americana (entre ellas Elizabeth Taylor, Barbara Hutton o la Duquesa de Alba), Pedro Rodríguez ha pasado a la historia como el artista que diseñaba directamente sobre el cuerpo de la modelo, sin un boceto previo. Y para aquellas que contaran con un presupuesto suficiente, Bines Vintage, ofrecía la posibilidad de adquirir una de las joyas de Pedro Rodríguez por un precio cercano a los 10.000€.

Diseños de Elio Berhayer, Lanvin (desde 300€) o bolsos de Loewe podían descubrirse en los percheros de ‘Europa Europa’. Famosas en el mundo vintage y especialistas en tejidos, estas “anticuarias” madrileñas explicaban el cuidado con el que guardan en su tienda de Madrid uno de sus tesoros, un antiguo traje de geisha. Para no perderse en próximas ediciones la bisutería de cristal puro y la lencería y encajes hechos a mano de lo siglos XVIII y XIX.

Dos vestidos, uno de seda fucsia claro con drapeado en la cintura y las lentejuelas doradas del segundo, llamaban la atención en el stand de ‘Organza Vintage’. Vestidos de fiesta procedentes de los años veinte y hasta los ochenta, desde 70€.

Moda Vintage Online

Feria de la moda Vintage

Isabela y Mª Luisa forman (junto a su madre) Circa Antiqua, dos generaciones de mujeres dedicadas al negocio de las antigüedades y los complementos vintage desde hace ya catorce años. Entre las piezas de bisutería y joyería que se mostraban en su stand de la Feria de la Moda Vintage, destacaban los aljofares (o seed pearls) del siglo XIX, pequeñas perlas naturales enfiladas con crin de caballo sobre esqueletos de metal o de madre perla que toman forma sobre pendientes, broches o pulseras. Y demostrando que lo vintage es tendencia, en el espacio de Circa Antiqua también podían encontrarse los famosos collares y pulseras tubogas (en oro o plata) que el joyero Bvulgari diseñaría en los años treinta y que esta temporada han reinventado firmas como Aristocrazy y recogiendo el guante, los mass-market. Complementos para novia como estolas de piel, velos o diademas y otras piezas de materiales únicos y desaparecidos hoy en día como el nácar, carey o coral se agolpaban unos con otros en el puesto de Circa. Para repetir los cup-cakes que Isabela preparó para todos los que quisieran disfrutarlos en el Circa Antiqua Café.

Puede ser por la actual situación de crisis económica, por la necesidad de diferenciarse del resto o de reciclar e incluso por una simple cuestión de tendencias, pero si hay algo claro es que lo vintage está de moda y parece que por mucho tiempo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.