Dead Island es el típico caso de juego esperado año tras año. Desde que se anunciara su salida para el año 2008 ha sufrido una serie de retrasos e incluso se dejó a hablar de él por algún tiempo, dando por supuesto su cancelación. Mientras tanto, otros juegos como “Dead Rising2” o “Left 4 Dead” uno y dos, fueron llenando el hueco en el mercado. Coincidencia o no, después de la exitosa serie de zombis “Walking Dead” apareció un inquietante trailer que os dejo a continuación:

Hay que reconocer que el trailer es una verdadera obra maestra que consigue atrapar totalmente al espectador. Si fuera una película, todos los amantes del terror estarían esperando su estreno. Al ser un videojuego, todos los amentes del género, estarán esperando adentrarse en ese mundo de apocalíptico para emular al protagonista de esa pesadilla y ponerse al mando de un juego en tercera persona contra zombis.

La historia no es nada nueva, matar y sobrevivir a los muertos. Lo único nuevo de esta versión, es que se podrá actuar con total libertad de movimiento en un enorme escenario sin barreras, a diferencia del juego de VALVE “Left 4 Dead” y “Left 4 Dead 2” donde sólo se podía ir por el mismo camino una y otra vez con los monstruos generados de forma aleatoria a lo largo del mapa.

¿Conseguirá el juego provocar la misma sensación de desasosiego y rabia que provoca el trailer? ¿Tendrá una historia digna y envolvente como la tuvo Dead Space? Como fan del género sólo pediría una cosa: Que utilicen todo lo típico de una historia de zombis y sepan darle sentido a una carnicería sin sentido.

Ahora queda esperar que en el próximo E3 de junio, se revelen los secretos que nos depara esta nueva visión del apocalipsis zombie. Mientras tanto, ya no has dejado con un nuevo trailer donde se pueden ver imágenes reales del juego.

 

Sobre El Autor

Director Audiovisual / Crítico de Cine

Estudiante de la interpretación, la esgrima y el drama, Eduardo ha tenido infinidad de trabajos relacionados con el mundo audiovisual. Ha trabajado sobre los escenarios, entre bambalinas, tras las cámaras y en alguna que otra ocasión, frente a ellas. Le gusta opinar y que le contradigan.

Artículos Relacionados