Crítica de cine: “El Mayordomo” con Forest Whitaker

“El Mayordomo” cuenta la historia de lucha y progresos para la igualdad de los derechos humanos a través de la vida de un mayordomo interpretado por Forest Whitaker que trabajó en el servicio de la Casa Blanca para nada más y nada menos que ocho presidentes de los EEUU.

Trailer de “El Mayordomo”

)

Sinopsis de “El Mayordomo”

Cartel de "El mayordomo"

Cartel de “El mayordomo”

A mediados de los años veinte, Cecil Gaines (Forest Whitaker), un pequeño niño que vive como un siervo más en una plantación de campos de algodón en Georgia, pierde a su padre asesinado por el patrón. Tras el trágico suceso la anciana matriarca de la plantación le lleva a la casa para enseñarle a ser “un negro doméstico”. Cecil aprende las tareas y funciones de mayordomo bajo la estricta supervisión de la anciana. Al llegar a la adolescencia decide abandonar su pequeño mundo para buscar una oportunidad de prosperar en la vida.

En un mundo sin derechos humanos para todas las personas, Cecil desarrollará su carrera personal como mayordomo hasta que, por casualidades y gracias a su impecable trabajo, en el Washington de los años 50 entrará al servicio de la Casa Blanca, donde conocerá hasta ocho presidentes de los EEUU.

A lo largo de su vida, Cecil vivirá de cerca todas las protestas, injusticias, logros y decepciones en la lucha por la igualdad de los derechos humanos, no sólo por su trabajo, sino por las continuas preocupaciones familiares que le provocará su hijo mayor Earl Gaines (David Banner), activista proactivo en la defensa para la igualdad de los derechos.

Crítica de “El Mayordomo”

A España le hace falta una película como El mayordomo”. A una sociedad maniatada y amordazada donde no se protesta por todas las injusticias políticas, sociales, económicas, judiciales, laborales que actualmente existen, le hace falta una película como “El mayordomo”. Una película que sin duda removerá la conciencia y despertará las mentes de aquellos líderes latentes que podrían movilizar a los millones que estamos siendo engañados por todos aquellos que dicen tener el derecho de gobernar, indistintamente del partido al que pertenecen.

Escena de "El mayordomo"

Escena de “El mayordomo”

“El mayordomo” consigue ir más allá de la fascinante historia que muestra. Para muchos “El Mayordomo” será una toma de conciencia con la extrema desigualdad que vivían los ciudadanos de ascendencia africana en EEUU. Una toma de conciencia sin duda absolutamente necesaria para todos aquellos jóvenes (y no tan jóvenes) que han sido educados (o han aprendido) en la igualdad de géneros y personas, pues sin duda muchos pueden pensar que todo acabó cuando tras la guerra secesionista americana, se abolió la esclavitud. Pero lamentablemente, eso no era más que el comienzo de un camino que tardaría casi un siglo en completarse.

Inspirada en hechos reales, “El mayordomo” se centra en la vida de Cecil Gaines para contar, a través de su familia, sus compañeros de trabajo, su dedicación en el mismo trabajo en la Casa Blanca y su relación con su familia, la mayoría de los logros que acontecieron en aquella lucha para lograr la igualdad.

Forest Whitaker y Oprah Winfrey son Cecil y Gloria Gaines en "El mayordomo"

Forest Whitaker y Oprah Winfrey son Cecil y Gloria Gaines en “El mayordomo”

En “El mayordomo” encontraremos muchos actores que no han querido dejar pasar la oportunidad sumar su trabajo al de la producción, aunque algunos bajaran su caché o tuvieran que ajustar giras o aplazar compromisos debido a la difícil financiación de la película. Reconocidos cantantes, actores y estrellas televisivas como Oprah Winfrey (en el papel de la esposa de Cecil Gaines), Mariah Carey, Cuba Gooding Jr. (American Gangster), Lenny Kravitz, Robin Williams (El indomable will hunting), John Cusack (2012), James Marsden (X-Men), Nelsan Ellis (Lafayette en la serie vampírica True Blood).

David Oyelowo y Elijah Kelley en "El Mayordomo"

David Oyelowo y Elijah Kelley en “El Mayordomo”

Forest Whitaker (El último rey de escocia), se entrega en al papel protagonista de Cecil realizando una más que convincente interpretación de “El mayordomo” siendo creíble desde su primera intervención hasta cuando sale caracterizado de anciano. Cosa que lamentablemente no puedo decir de la gran Oprah Winfrey que, aunque no desmerece para nada su papel, flojea en las partes dramáticas de la señora de Gaines y, echándole la culpa al maquillaje, es bastante inverosímil cuando llega el momento en el que las arrugas cubren su rostro. David Oyelowo (Jack Reacher, Lincoln), el activista rebelde hijo de los Gaines, llena su papel con acierto siendo un antagonista perfecto para las escenas en el que el conservador Cecil, se enfrenta al inconformismo de su hijo.

Puede que “El mayordomo” no sea una obra maestra del género pero la historia que cuenta, la forma en que la cuenta, y todo aquello que rememora será sin duda suficiente como para que vayamos a verla a las salas. Después de todo, “El mayordomo” no sólo habla de la lucha por la igualdad de los afroamericanos, sino que a su vez nos muestra (y nos recuerda) a la sociedad actual que el inconformismo, la rebeldía ante la ley de unos, la protesta ante la indiferencia de muchos, puede hacer que las cosas cambien para mejor. Y esa es una lección por la que merece la pena pagar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.